Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Te sorprenderás de lo sencillo que puede ser resolver todos esos problemas de cerrajería que normalmente se presentan en tu casa, te dejo una lista de problemas y sus soluciones simples que puedes hacer tu mismo
Llave rota dentro de la cerradura:
Si te ha pasado que se te rompe la llave dentro del cilindro y no sabes cómo sacarla, prueba estos trucos antes de llamar a un cerrajero:
Usa tijeras de electricista, o de punta muy afilada, prueba a hacer palanca y mueve un poco hasta que logres hacer pinza y sacarla.
Usa una ganzúa, es una herramienta de los cerrajeros que tiene un pequeño gancho en la punta y seguramente te ayudará a sacar la llave.
Usa una aguja de tejer de las de punta más fina y lograrás sacarla halando el fragmento que se encuentra dentro.
Unta un poco de súper glue en la punta de una varilla fina o alambre y colócalo en la cerradura, espera unos segundos a que seque, y puedes retirarlo cuando sepas que ya se secó. Saldrá el fragmento de la llave pegado a la varilla.
Puerta que rechina o con chillidos:
Este es uno de los problemas más comunes, y molestos, en las casas. Lo más seguro es que sea por falta de lubricación o problemas con las bisagras. Prueba estos consejos para solucionar tu problema:
Lubrica las bisagras con un aceite todo uso en aerosol preferiblemente, y abre y cierra la puerta hasta que el ruido desaparezca.
Revisa el estado de las bisagras, posiblemente se han aflojado o desalineado, aprieta los tornillos que están flojos y rellena los agujeros de los que están aislados
Revisa los pernos de las bisagras, posiblemente esté oxidado y requiera que lo limpies con una esponjilla de metal o lo lijes un poco, prueba también pasar una barra de jabón por todo el perno antes de colocarlo en su lugar.
La puerta del garaje no cierra
Este problema es también muy fácil de resolver sin tener que llamar a un cerrajero, con estos consejos ahorrarás mucho dinero:
Revisa que las vías no tengan oxido y que los rodillos se estén desplazando bien.
Verifica la alineación de los sensores, es una de las fallas más comunes y se soluciona simplemente colocando el sensor en su lugar.
Verifica que el motor de la puerta no tenga cables sueltos o piezas flojas y de ser así colócalos en su lugar ajustándolos.
Lubrica todas las piezas móviles, si no están bien lubricadas podrían trabarse. Usa un aceite todo uso o grasa si es un sistema automático.
Verifica que las vías estén bien alineadas con los rodillos y si no es así usa un taco de madera y con un martillo golpea en uno de sus lados hasta que estén en la posición correcta.
Se nos perdió la llave de un candado
Si tienes algún cofre, casillero o puerta especial cerrada con un candado y perdiste la llave, prueba uno de estos consejos antes de dañarlo:
Con la ayuda de dos clips de metal, toma uno de ellos y estíralo completamente para luego doblarlo a la mitad y hacer un pequeño gancho en la punta. El otro clip solo lo estirarás un poco y harás un gancho aún más pequeño. Introduce el primer clip en la cerradura y sostenlo mientras con el ganchito vas pulsando los pines hasta que cedan, la cerradura gire y puedas abrir el candado.
Prueba con un cuchillo de punta fina, introdúcelo en la cerradura y gíralo o muévelo hacia arriba y hacia abajo hasta que logres activar los pines y abrir la cerradura.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política.

ACEPTAR
Aviso de cookies