Seleccionar página

cerrajeroselda.online
Si estando en la calle se daña la ventana eléctrica de tu carro y te das cuenta cuando comienza a llover o cuando debes cerrarla para detenerte en algún sitio donde vayas a realizar tus diligencias, no te angusties: hay una manera de subir ese vidrio, evitando así mojarte o dejar el carro abierto.
El procedimiento a seguir es detenerte en un sitio seguro y abrir la puerta que tiene la ventana dañada. Una vez hecho esto, debes pararte entre la puerta y el interior del vehículo. Debes tomar la ventana por cada lado, para lo cual colocarás una mano en la parte externa y otra en la interna, a la misma altura y posición, de forma que puedas presionar para intentar moverlo y lograr subirlo hasta que quede cerrada.
El movimiento para lograr esto debe ser lento y suave, manteniendo firmemente el vidrio en tus manos, sin que éstas se deslicen. Aunque se haya ajado en su totalidad, siempre se puede ver parte de la ventana en la parte inferior, entre las gomas que lo protegen, aproximadamente una pulgada o 2.5 centímetros. La idea es conseguir que mientras intentas mover el vidrio para ubicarlo en su posición, poco a poco gire el engranaje del motor de la ventana y ésta comience a subir como resultado de la presión que estás ejerciendo.
Debes intentar llegar hasta el tope de la ventana, para que cuando se logre acercarla al marco pueda ser empujada hasta cerrar totalmente el espacio de la puerta que esa ventana cubre, así como conseguir que la goma de la puerta que resguarda la parte superior de la ventana cuando ésta está cerrada, ayudada por el giro del engranaje del motor, sostenga el vidrio en su posición normal.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política.

ACEPTAR
Aviso de cookies